Primary tabs

Según el Consejo Europeo de Pagos, la Solicitud de pago (RTP) se puede definir como el conjunto de reglas operativas y elementos técnicos que permiten a un Beneficiario (o acreedor) reclamar una cantidad de dinero de un Pagador (deudor) para una transacción específica.

El RTP puede ser iniciado por el Beneficiario y transmitido al Pagador utilizando tecnologías como aplicaciones de mensajería, tecnologías de proximidad, API especializadas, etc. No obstante, es importante aclarar que RTP es una nueva forma de solicitar un inicio de pago, pero no representa ningún cambio real en los medios o instrumentos de pago.

El RTP facilita la solicitud de un pago de forma digital y permite a los Beneficiarios expresar sus preferencias de pago (por ejemplo: pagar ahora / pagar después). Permite a las personas, empresas y / o comerciantes iniciar transacciones de pago, lo que conduce a un mayor grado de dinamismo y eficiencia en todo el ecosistema de pagos, donde todas las partes pueden beneficiarse de características tales como:

  • Conveniencia de pagar
  • Datos de valor añadido adicionales (nuevos datos, facturas, etc.)
  • Una plataforma que se puede utilizar fuera del ecosistema bancario.
  • Rápido con disponibilidad 24/7/365
  • Definitivo, ya que el pago es instantáneo
  • Conforme a la normativa IS0 20022

 

¿Por qué el mundo necesita RTP?

Con la transición a la normativa ISO 20022, y la adopción de transacciones de cuenta a cuenta en tiempo real acorde con SEPA Credit Transfer Instant (SCT Inst.), Europa logrará tener una infraestructura de pagos que irá más allá del mundo de las tarjetas. Dentro del ecosistema bancario, los casos de uso de pagos se dan en:

  • Empresa a consumidor (B2C)
  • Empresa a empresa (B2B)
  • Persona a persona (P2P)

Las instrucciones definidas en el RTP dan facilidades al Pagador tanto en la autorización como en el inicio de la transferencia de pago. Independientemente de las tarjetas, RTP se puede comparar con una “capa de autorización” que aprovecha las transacciones de cuenta a cuenta en los canales de pago corporativos o minoristas. Sigue el “principio de orden”, lo que significa que el Beneficiario, que en general tiene un gran interés en recibir el pago, envía una “orden” de pago al Pagador, el cual requiere un alto nivel de conveniencia.

Desde una perspectiva de riesgo empresarial, una transferencia bancaria SEPA solicitada tiene ventajas en comparación con la domiciliación bancaria SEPA. En el caso de uso “Empresa a Empresa” , las domiciliaciones bancarias SEPA no son habituales en las grandes empresas y, en todos los casos donde se necesita controlar el riesgo, el RTP aporta beneficios.

El RTP como instrumento para activar un pago no requiere integración dentro de todos los bancos. Es suficiente que los bancos sean “accesibles” y tengan implementado el pago en tiempo real. Las cámaras de compensación automatizadas (ACH), establecidas como redes intrabancarias, deben ofrecer servicios API de RTP en nombre de sus clientes (bancarios), lo que logrará la velocidad de comercialización necesaria en un ecosistema de banca abierta digital.

En definitiva, estamos ante una nueva era donde las empresas utilizarán nuevos servicios de pago que les permitirán automatizar sus flujos de pago, mejorar los flujos de caja y optimizar sus diferentes métodos de pago. Por otro lado, a los usuarios de servicios de pago se les ofrecerán nuevas opciones para pagar utilizando cuentas bancarias y sus dispositivos móviles, reemplazando a las tarjetas en muchas circunstancias.

About this author

Iván Camarero Cañones

Iván Camarero Cañones

DIRECTOR CONSULTING SERVICES

Iván Camarero es un profesional especializado en el ámbito de las Tecnologías de la Información con más de 20 años de carrera profesional.

Add new comment

Comment editor

  • No HTML tags allowed.
  • Lines and paragraphs break automatically.
Blog moderation guidelines and term of use